Uno de los equipos pesados más importantes en las industrias son los montacargas, debido a su uso en zonas de almacenamiento. La efectividad con la que traslada cargas de un lugar a otro, los procesos de embarques y desembarques, así como su utilidad en la organización de inventarios, los convierte en maquinarias indispensables.

Existe una gran variedad de montacargas, y se clasifican de acuerdo con su funcionalidad y capacidad. A continuación, enumeramos los tipos de montacargas más utilizados:


Montacargas tipo 1. Utilizan motores eléctricos, llantas sólidas y cuentan con un contrapeso.

Montacargas tipo 2. Son comúnmente utilizados en los supermercados, utilizan motores eléctricos.  

Montacargas tipo 3. De uso industrial, soportan grandes pesos en relación a su tamaño y tienen como característica principal que llevan al operador de pie.

Montacargas tipo 4. Tienen llantas neumáticas, motores de combustión interna y cuentan con asiento para el operador.

Montacargas tipo 5. Son montacargas híbridos porque utilizan motores de combustión y sistemas eléctricos. Su uso es ideal en terrenos escarpados.